Cómo ser un Decorador

Negocio de Decorador

Hoy presento una idea de negocio, para algunos que gustan de la decoración  Decorar entornos y hacerlos más
acogedora, moderna, tradicional o rústico, todo ello de conformidad con las
exigencias del cliente, es un trabajo profesional tanto especial: el decorador.

No se puede abrir las revistas o sitios especializados que tienen que ver con
el tema, copiar y tratar de aplicar a su realidad.

Es cierto que algunos
consejos son válidos y en realidad ayudan en el día a día, sino todo un
conjunto, una residencia en su totalidad, por ejemplo, se dedica exclusivamente
a las personas que trabajan con él.

La magia de esta actividad es tan grande que muchas personas han querido ir a la universidad y de posgrado en
este campo. Pero, ¿cómo es esto posible? Hoy les presento algunos consejos sobre cómo ser decorador,
profesión que está ganando cada vez más el mercado ocupacional.

El diseñador es un profesional
que trabaja en proyectos para la decoración del hogar, estos pueden ser para
una oficina, una casa, condominio, desván o incluso una fiesta. El profesional
puede elegir un segmento para que actúe únicamente como residencias, o
simplemente entornos de trabajo, bodas o simplemente ir de fiesta o
simplemente, está a su disposición.

La mayoría de los decoradores
actúa siguiendo el trabajo junto con los contratistas y arquitectos, si es
necesario. Acompaña a la compra de artículos para la decoración con el
propietario y dar sus sugerencias e indica ubicaciones con precios bajos. Por
eso es importante que el decorador tiene una carta de contactos de proveedores,
que no necesitan ser elaborados antes de iniciar las operaciones en el mercado,
ya que el curso de los proyectos, se consiguen los contactos.
Cómo trabajar como decorador
Según el estudio realizado en Brasil, y de acuerdo con el ABD, la
Asociación Brasileña de Diseñadores de Interior, los profesionales se les paga
para crear y gestionar proyectos. El valor implica el tamaño de la obra en
metros cuadrados, el proyecto es comercial o residencial, y muchos dibujos
tienen que ser hecho.
Además, también hay una tasa de administración de 10% a
15% en todo lo que fue tomado para la terminación de la obra, así como el
momento de la visita in situ técnica a ser decorado. También recibieron la
reserva técnica llamada para el uso de productos y servicios de algunos
proveedores.
Queriendo hacer una decoración,
el cliente busca el decorador de interiores y se reúne con él para hacer un
estudio preliminar, que es la fase en la que se mostrarán los deseos del
cliente. El profesional hablará de colores, texturas, muebles y más y debe
tener la sensibilidad suficiente para saber exactamente qué ofrecer al cliente.
En el caso de obras realizadas por el interior de la casa, se trata de una gran
intimidad e incluso otros miembros de la familia y lo que es importante que
todo el mundo esté presente en esa reunión. Después de este primer encuentro,
hay un presupuesto para ejecutar el servicio.
El pago de un decorador
El decorador recibe por proyecto.
Cada proyecto tiene que firmar un contrato para proteger a ambas partes, de esa
manera garantizar el pago y la entrega del proyecto parte. Lo ideal es un
contrato proporcional: usted como un proveedor de servicios recibe un
porcentaje desde el principio y en el final el resto en depósito o dinero
incluso.
El valor del servicio es muy
variable, llegando a $ 5000 con mucha facilidad y trabajar desde casa,
porque siempre tengo que ir a las instalaciones del cliente para revisar y
puede ser que la reunión será la ejecución y evaluación del proyecto.
Cómo estudiar para convertirse en
un decorador
El primer paso es la búsqueda de
las instituciones que ofrecen el curso y tienen marcos pedagógicos adecuados y
educación de calidad. No son los que ofrecen cursos de tecnología y estudiantes
de postgrado que son de alto nivel, y también hay decoración técnico, la
escuela secundaria. Elija el que en realidad va a dar apoyo para enfrentar el
mercado laboral.
En ambos casos, la mayoría se
basa en los docentes que trabajan en la zona, que son reconocidos y aun
teniendo búsqueda de equipaje, máster y doctorado. Esto significa que los
conocimientos adquiridos en el aula puede ir mucho más allá de la investigación
básica.
Antes de inscribirse, solicitar
información sobre si la institución sigue algunos puntos exigidos por el
Ministerio de Educación. Estructuras como aulas, laboratorios apropiados
en perfecto estado de funcionamiento y los libros hoy en día están muy cargadas
por la agencia federal y deben estar presentes en estas instituciones.
Fíjate bien si el curso es
realmente todo lo que se ha distribuido en el Internet o en la publicidad. Echa
un vistazo a la biblioteca, las aulas, los laboratorios, el nombre de la
facultad, el plan de estudios de ellos, con la participación acontecimientos importantes de la
zona y mucho más.
El equipo también es un fuerte
aliado. Por esta razón, las redes sociales se deben utilizar, averigüe lo que
dicen sobre la formación de decorador de interiores en la institución que usted
elija. El punto positivo es que, con frecuencia, las críticas y los elogios se
hacen de manera espontánea, lo que da más valor al curso.
Cursos gratuitos también
refuerzan la calificación

 

Para ser decorador, no basta con
hacer una carrera técnica o superior y no estudiar. A diferencia: asistir a
conferencias, simposios y seguir haciendo cursos gratuitos es muy buena para
adquirir más conocimientos y sobresalir en el mercado de trabajo. Cursos de
proyectos de iluminación interior, jardinería y muchos otros son para aquellos
que quieren enriquecer el plan de estudios y tener éxito en esta profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *